Saltar al contenido principal

¿Cuándo puedo negarme a llevar a un pasajero?